9.3.09















COMERCIO Y ANIVERSARIO


Tenemos en la ciudad un cierto debate con la instalación del Corte Inglés, es un centro comercial que se lleva anunciando desde hace algunos años, prácticamente desde que Can Llamas cerró la fábrica de embases metálicos, su apertura es casi un deseo ciudadano, la gente te pregunta ¿cuando se instalará el Corte Inglés ¿pronto, se le responde y hasta ahora no se lo creían, pero ya lo tenemos más cerca. En algunas tertulias matutinas personas que en algún momento han tenido significación política preconizan verdadera hecatombe comercial en la ciudad si se instala dicha firma en Badalona, parecen no acordarse de que al principio de los 90 y con una situación económica similar a la que tenemos en estos momentos los Socialistas apostamos por el desarrollo de Montigalá y la instalación del Continente, hasta costó algún puñetazo de los socios de gobierno, y todos los socialistas, que entonces conformábamos el gobierno de la ciudad defendimos lo que creíamos mejor para la ciudad, creación de empleo, más ingresos por los impuestos y mejoras en los centros comerciales urbanos – por cierto ganamos por mayoría absoluta en las elecciones municipales – si lo que fue bueno entonces ¿por qué no puede serlo ahora ?, pase que los que siempre están a la contra de todo no estén de acuerdo, pase que los que tienen responsabilidades en la política comercial aleguen ignorancia del tema, ¡pero los que tomamos decisiones en el pasado y se demostraron que fueron buenas coyuntural y estructuralmente mantengámoslas que son nuestras!, por cierto alguien se ha preguntado ¿que pasaría si este establecimiento se instalara en un una ciudad vecina?.


Dentro de unos días se celebrara una fecha que fue, es, importantísima para la democracia se celebraron las primeras elecciones municipales democráticas después del franquismo, miles de ciudadanos y ciudadanas fueron protagonistas reales del cambio, se conformaron unas listas con personas que en muchos casos no habían pisado nunca el ayuntamiento de su ciudad, ciudadanos que no tuvieron nunca antes ocasión de hacer política, salieron del movimiento vecinal, del sindicalismo y de los partidos recientemente legalizados, llenos de ilusión de energía y deseo acumulado durante los años del ocaso del antiguo régimen y los primeros de la transición, entraron en el ayuntamiento unas personas con ganas de hacer cosas, aunque no sabíamos muy bien como, conocimos otras instituciones que también querían hacer cosas, como la generalidad sin competencias, se viajaba a Madrid para entrevistarse con ministros – cosa inaudita para muchos – buscando alguna peseta para dar empleo a los muchos parados que entonces había – casi el 20 % - o buscábamos dinero para hacer plazas , colegios, hacer equipamientos, faltaba de todo, en Badalona se obligó a poner en marcha la residencia sanitaria de Can Ruti, construida y cerrada desde hacía años, se llegó a amenazar a las autoridades con expropiarla sino se abría y se abrió.
L
os primeros años fueron bonitos y con muchas ilusiones desde el punto de vista político, pero fueron duros en lo personal, hoy se puede decir, no se tenía sueldo, la ley no lo contemplaba, ni seguridad social, la dedicación en la mayoría de los municipios se convirtió en exclusiva, como había una gran crisis económica muchas empresas obligaban a dejar el trabajo.
Para terminarlo de arreglar el 23 de febrero se dió el Tejerazo y hubo una gran convulsión, personal, familiar, y también desde mi punto de vista una desilusión, creíamos que la reciente democracia estaba consolidada y nos encontramos con unos golpistas trasnochados y chapuceros que por suerte no tuvieron éxito, pero nos metieron el miedo en el cuerpo, en Badalona, nos pasamos los 27 concejales casi solos toda la noche, los ciudadanos aparecieron a la siguiente mañana.


Saludos

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy a favor de que se abra ese Corte Inglés. Cuando llegué a Badalona en el año 1980, había un "selecto" grupo de tenderos de barrio (fruteros, ultramarinos,...), que no tenían competencia alguna y que vivían como nadie: se jactaban de tener 2 torres, un Mercedes además del utilitario (cuando por aquél entonces, casi nadie tenía más de un coche por familia)... Un buen día se abrió el primer súpermercado. Se pusieron en pie de guerra, manifestaciones, etc. Más tarde, Continente y cuartas de lo mismo. Esa evolución lógica del mercado supuso un desahogo a nuestras economías y para esos comerciantes, el seguir ganando mucho más que nosotros, los asalariados por cuenta ajena, aunque no en la medida en la que estaban acostumbrados hasta entonces. Con esta nueva gran superficie, algunos deberán ajustar sus beneficios, pero será mayor el beneficio social que el coste social.
El principal problema a la hora de fundamentar las reticencias de los pequeños comerciantes, es la enraizada creencia de que tener un negocio es la manera de "forrarse", cuando en realidad, lo que debiera ser es que tener un negocio propio supone un medio de ganarse la vida, un poquito mejor que un currante medio, pero no más. Se acabó la "borrachera de billetes".
Como consumidor, reivindico la libre competencia y el fin de los oligopolios, por pequeños que puedan ser sus integrantes.

Roberto O.

Anónimo dijo...

En esta ocasión debo darle la razón, la construcción de un Corte Inglés puede ser beneficiosa para la ciudad, creadora de empleo local y vertebradora del territorio por las actuaciones urbanísticas que conlleva.
No obstante no puedo compartir con Vd. el ejemplo de Montigalá cuyo impulso se realizó en un momento histórico y económico muy distinto al actual. Las recetas de entonces no tienen xq funcionar ahora.
Finalmente he de decirle que la noche del 23f no sólo estaban los concejales, grupos de jóvenes tb se concentraron el la plaça de la Vila.

Yolanda dijo...

En la foto sólo falta el comisario Gallardo...
Cómo pasa el tiempo.