16.11.11






¿QUE ESTÁ PASANDO EN EUROPA?

Estos días hemos visto como dos gobiernos elegidos democráticamente han sido sustituidos por “tecnócratas” con el acuerdo de todos los gobiernos Europeos, seguramente que el gobierno Griego no estuviera haciendo demasiado bien las cosas, que las medidas que era obligado a tomar chocaran con los intereses de su pueblo, pero da la impresión, que bastó el anuncio del primer ministro Papandreu de someter a un referendo los ajustes, para ser obligado el presidente a que propusieran la sustitución del primer ministro.

En Italia todo el mundo reconoce que Berlusconi no es el espejo en el que tenga que mirarse nadie, pero fue elegido democráticamente por los italianos, hubiera sido más correcto que con influencia o sin ella que el parlamento italiano le quitara la confianza y se viera obligado a convocar elecciones generales.

La justificación que todo los medios publican es que estos dos países necesitan “tecnócratas” para gobernarse y poder hacer los recortes que se hayan de hacer sin miramientos ni tapujos en otras palabras como no tienen que dar cuentas políticas a nadie pueden hacer lo que quieran, como no tienen que presentarse a la decisión del pueblo no hay peligro de no salir elegido.

Lo curioso de las sustituciones es que será primer ministro de Grecia una persona que fue vicepresidente del Banco Central Europeo desde el 2002 al 2008, y ha sido uno más de los que fueron incapaces de pronosticar la gran crisis, ni el engaño que según parece el gobierno de derechas de Grecia, junto con algunas agencias calificadoras cometieron. Pero lo grabe de la cuestión es que será puesto sin que nadie lo eligiera democráticamente, ni tendrá que rendir cuenta ante el ciudadano que será quien pague las consecuencias de la voracidad de los buitres y tiburones financieros, ¿contará por mucho tiempo con los votos suficientes para hacer los “ajustes” que estos tiburones le exigirán?, caso de no ser así, que harán los gobiernos de Europa ¿alguna actuación más drástica, o tal vez confiscaran el Partenón?.

El otro caso el del recién puesto primer ministro Italiano todavía es más escandaloso es un hombre procedente de elevados órganos de poder internacionales, miembro de la Comisión Trilateral, del Grupo Bilderberg y fue asesor de Goldman Sachs durante el tiempo que ésta compañía engañó con las cuentas de Grecia, ayudando a ocultar su déficit ante Europa y el Fondo Monetario internacional.

No parece que sea muy democrático que los gobiernos de Europa – espacialmente dos- junto con los organismos financieros, se dediquen a quitar y poner gobiernos donde les parezca, no es le mejor camino para que la opinión pública europea se vaya acercando cada vez más a esa sociedad en común de 400 millones de Europeos, todos querríamos que los gobiernos y la comisión, encontraran un sistema que regulara tanto las agencias calificadoras, como la voracidad de los mercados y que la cancillera de Alemania y el presidente de Francia tuvieran en cuenta los intereses comunes y no solo los de los bancos de su respectivos países.

Debería la cancillera Angela Merkel tener en cuenta que el 65 por ciento de lo que produce su país lo vende en Europa y que vaciar tanto los bolsillos de los europeos, no va bien para sus intereses y que además arruinar a los países y cambiar los gobiernos de una manera poco democrática pudiera ser que al final también quedara tocada la economía alemana, quizás debería hacer un poco de caso a algunos técnicos y empresarios de su país y del mundo, cuando dicen, que a estas altura no tendríamos que fijarnos tanto en el déficit y sí más en políticas de inversiones y relanzamiento del consumo.

Saludos




1 comentario:

pinedo dijo...

La verdad es que me resulta extraño ver que los medios de comunicación no se hagan eco de la vulneración de un derecho tan fundametal como es el que los pueblos sean libres de elegir a sus dirigentes, aunque no sean "buenos" en economía, o corruptos y mafiosos.
A mí me parece una aberración que los intereses financieros respaldados por Francia y Alemania se dediquen a poner y quitar gobiernos.
Después de tantos siglos criticando la utopía platoniana del gobierno de los más sabios, nos vamos a dejar gobernar más ricos.